La hoja de coca cura el síndrome de fatiga crónica

Por Wilman Caichihua Robles*

José Manuel Seminario Bisso, conocido como “El peregrino de la coca”, presidente de la Asociación Peruana de la Hoja de Coca (APEHCOCA), psicólogo y empresario, está de visita en Abancay-Apurímac hasta el 22 de julio y lo encontramos con su Coca Móvil en el parque Ocampo.

coca_movil
Foto: Wilman Caichihua

Seminario Bisso, experto en temas relacionados a la hoja de coca, en entrevista con éste medio informativo, dijo que está haciendo desde hace varios años una peregrinación por el Abya Yala (América) llevando a todos los pueblos el mensaje de libertad de nuestra sagrada hoja de coca porque está prohibida su consumo desde 1961 por la Organización de las Naciones Unidad (ONU), el cual es atentatorio contra nuestra cultura y nuestra dignidad.

Aseveró, que la hoja de coca no es droga; por el contrario, es el mejor alimento del planeta. Precisó, que los gobiernos, en su afán de desprestigiar a la hoja de coca, nos han hecho creer, que es una droga lo cual no es cierto. “Droga es aquello que sale de un laboratorio y planta es lo que brota de la Pachamama para que sea nuestro alimento”, puntualizó.

“Droga es aquello que sale de un laboratorio y planta es lo que brota de la Pachamama para que sea nuestro alimento”

El maestro José Manuel Seminario, remitiéndose a varios estudios realizados por investigadores y la universidad de Harvard explicó que si una persona consume diario 100 gramos de hoja de coca ya no necesitaría alimentarse con otros productos, porque tiene calcio, hierro, magnesio, fósforo, proteínas, minerales, vitaminas A y B.

Además, tiene más componentes nutricionales que la leche, la quinua y el ajonjolí, entre otros beneficios alimenticios y medicinales que previene y cura casi todas las enfermedades.

publicaciones
Foto: Wilman Caichihua

Superalimento del planeta

Nos mostró una tabla nutricional de Marina Escobar, nutricionista cusqueña, que hace una comparación de la hoja de coca con otros productos andinos y la conclusión es que la hoja de coca contiene más componentes nutricionales, por ello, es que muchos estudiosos lo llaman como el superalimento del planeta.

Acotó, que por la mala alimentación producto de las comidas chatarras y transgénicas, hoy la humanidad está sufriendo de la llamada Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), es decir, los niños, jóvenes y adultos sentimos cansancio.

Ello debería curarse con una buena alimentación y, consumiendo la hoja de coca ya sea en harina y otros derivados nos podemos curar porque es considerado uno de los mejores energizantes.

alimentos
Foto: Wilman Caichihua

Le preguntamos ¿cómo hacer que el productor cocalero no le venda la hoja de coca al narcotráfico? Seminario respondió: “Promoviendo su consumo masivo a través de la industrialización, haciendo que sea nuestro alimento diario; además, la Empresa Nacional de la Coca S.A. (ENACO) les pague un precio justo a los productores y que todos los pueblos originarios nos juntemos y exijamos a la ONU que despenalice el consumo de la hoja de coca”.

Seminario Bisso, el peregrino que promueve la libertad de nuestra sagrada hoja de coca, aseguró que está convencido que estamos viviendo tiempos favorables para recuperar nuestra identidad a través de la hoja de coca.

Por eso, hizo un llamado a todos los colectivos de nuestra cultura a practicar nuestra ritualidad y espiritualidad para estar siempre unidos con nuestros ancestros y con nuestros hermanos de todo el planeta Tierra y así lograr el Sumaq Kawsay de toda la humanidad.


Fuente: https://www.servindi.org/actualidad-noticias/12/07/2018/la-hoja-de-coca-cura-la-fatiga-cronica-universal

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: