Trump quiere desalojar campamento sioux para reabrir oleoducto de Dakotar

Como era de esperar, pese a la serie de protestas que ha generado la decisión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de dar luz verde a los oleoductos Dakota Access y Keystone XL, no habrá marcha atrás.

De esta manera, el Gobierno Federal de EE.UU. alista para las próximas horas el desalojo –muy probablemente violento– de un campamento de manifestantes sioux y activistas ubicado en las afueras de la paralizada obra Dakota Access.

La fecha límite otorgada por el Gobierno Federal para el cierre del campamento había sido precisamente hoy miércoles 22 de febrero. Los empleados de la compañía encargada de la construcción del oleoducto, Energy Transfer Partners, ya se encuentran en la planta esperando el reinicio de la obra.

La resistencia continuará

Aunque gran parte de los manifestantes optaron por marcharse, muchos afirman que permanecerán en el campamento. Un grupo de activistas se despidió de la zona realizando una ceremonia de quema en señal de protesta contra la decisión adoptada por el Gobierno Federa

Las autoridades locales han advertido que quienes se resistan a abandonar el campamento serán detenidos. Asimismo, en lo que ha sido interpretado como una amenza, se señaló que quienes sean detenidos en las inmediaciones de la obra tendrían que pagar US$ 5 mil de multa o pasar seis meses en prisión.

Preferimos manejar esto de manera más diplomática y comprensiva, declaró Maxine Herr, vocera de la comisaría de Morton.

Nativos sioux han anunciado una manifestación pacífica en caso de que se dé inicio al desalojo. Según el líder sioux, Cheese Iron Eyes, los miembros de su comunidad permanecerán en el lugar tomados de las manos y rezando. ¿Los reprimirá la administración Trump?

Fuente: https://www.servindi.org/actualidad-noticias/22/02/2017/trump-desaloja-campamento-sioux-para-reabrir-oleoducto-de-dakota

Anuncios