Máxima Acuña y el machismo como estrategia de hostigamiento

– Mirtha Vásquez, abogada de Máxima Acuña, pone sobre la mesa el tema del machismo y su empleo como estrategia de hostigamiento por parte del poder minero. Advierte que situación podría llegar al feminicidio.

Por Cristina Sánchez

Servindi, 14 de octubre, 2016.- Hace algunas semanas se denunció que Máxima Acuña, agricultora y defensora ambiental, había sido agredida nuevamente por personal de la minera Yanacocha. Luego de hacer la denuncia pública a través de los medios de comunicación, salió un video que muestra la agresión de la cual Acuña fue víctima.

Especialistas han identificado que las mineras suelen utilizar como estrategia de apropiación de los territorios el dividir a la comunidad, premiando a los que están a favor de su proyecto, para luego proceder a comprarles el terreno.

Por otro lado, los pobladores que se encuentran en contra del proyecto suelen sufrir hostigamiento hasta que deciden retirarse del territorio en disputa.

El caso de Máxima Acuña y su familia es emblemático debido a que es la única persona de la comunidad que ha decidido no ceder ante las amenazas de la minera y quedarse a luchar por su terreno. Se estima que la persona más cercana a la casa de Máxima vive a una hora de distancia.

Machismo ejercido hacia Acuña

Un reciente entrevista con la directora de Grufides y abogada de Acuña, Mirtha Vásquez Chuquilín, colocó sobre la mesa el elemento del machismo como parte de la estrategia que Yanacocha utiliza para hostigar a Máxima.

Mirtha Vásquez, directora de Grufides y abogada de Máxima Acuña. Foto: Demus

Mirtha Vásquez, directora de Grufides y abogada de Máxima Acuña. Foto: Demus

Máxima es un símbolo de resistencia porque en su condición de mujer recibe una sobrecarga de ataques. Cajamarca es una región machista, si una mujer protesta por sus derechos inmediatamente la van a cuestionar. Le dicen: “porqué ella denuncia y no el marido”.

La han tildado de loca, de histriónica, le dicen que es manipuladora porque consigue todo a base de lágrimas. No se asume que es capaz de pensar y defender lo que cree. Siempre la acusan de que es manipulada por las organizaciones o por mí que soy la abogada, afirma Vásquez..

Ella es una mujer analfabeta, no fue a la escuela, pero es un claro ejemplo de que la escuela formal no es lo único que proporciona elementos para desarrollar capacidades. Sin saber leer ni escribir ella sabe defender aquello en lo que cree, describe Mirtha Vásquez..

Parte de la estrategia que la minera Yanacocha viene utilizando contra Acuña es el desprestigio público para eliminarla de manera simbólica. Por ejemplo, se corren muchos rumores sobre la cantidad de dinero que Acuña recibió como parte del Premio Goldman y los motivos detrás de su lucha.

Es imposible negar que si la lucha fuese liderada por un hombre también existiría el hostigamiento por parte de la minera, pero definitivamente no sería similar ni cargaría con todos los estereotipos con los que se han enseñado contra Máxima.

Mirtha Vásquez denuncia que tanto ella, como Máxima han sufrido de acoso sexual y amenazas de muerte y violación. Incluso relata, que en diversas ocasiones el equipo de seguridad de la minera ha intentado sembrarle parejas.

Ante tales sucesos y, basándose en las amenzas que ambas han recibido, Vásquez acusa a la minera de ejercer un nivel de violencia extrema, que se acerca a lo que se denomina feminicidio.

La relatora especial de las Naciones Unidas para los derechos de los Pueblos Indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, comparó el caso de Acuña con el de Bertha Cáceres, lideresa hondureña que hace unos meses fue asesinada por parte del personal de seguridad de la empresa a la que se oponía.

“Es lo mismo que pasó en Honduras, donde los implicados en el asesinato de Berta Cáceres fueron miembros de la seguridad privada de la empresa (constructora), incluyendo algunos militares”, señaló Tauli-Corpuz.

La similitud de los casos crea alerta sobre el futuro de Acuña, quién podría correr con la misma suerte que Bertha Cáceres.

Fuente: https://www.servindi.org/actualidad-noticias/10/10/2016/machismo-en-el-caso-de-maxima-acuna-no-publicar

Anuncios