Hallan en Siberia a los posibles ancestros de los nativos norteamericanos

Un grupo de arqueólogos rusos ha descubierto una tumba con numerosos restos arqueológicos de una mujer noble perteneciente a la cultura Ókunev, que floreció en la primera mitad del segundo milenio antes de Cristo, según informa el periódico The Siberian Times.

El yacimiento, que afortunadamente ha permanecido intacto y a salvo de los saqueadores de tumbas, incluye un quemador de incienso decorado con símbolos solares, 1.500 perlas que adornaban el traje de la mujer y cien colgantes hechos de dientes de animales.

Por lo tanto, los arqueólogos creen que la mujer gozaba de una posición jerárquica superior y pertenecía a la nobleza. Sin duda alguna, el enterramiento, que también contiene los restos de un niño, ofrece una gran cantidad de pistas sobre la vida de este pueblo antiguo reconocido por su riqueza y su habilidad artística.

La cultura Ókunev fue una cultura de la Edad de Bronce que habitó al sur de Siberia y Mongolia. Además, se cree que la gente Ókunev está estrechamente relacionada con los indígenas americanos.

En otras palabras, fueron ancestros de los Ókunev los que poblaron América tras cruzar el paso transitable entre continentes de Beringia, cubierto de hielo hace unos 12.600 años.

Para ser de una época tan antigua, la mujer tiene muchos artículos en su tumba. Nunca habíamos encontrado nada parecido en otros yacimientos funerarios, lo que nos lleva a pensar que los objetos en su tumba tenían un significado ritual”, comentó Andrey Poliakov, jefe de la expedición.


Imagen: Dailymail.co.uk

Además de los artículos funerarios pertenecientes a la mujer, los arqueólogos hicieron otro hallazgo muy importante: una losa de piedra con una rara imagen de un toro de cuerpo rectangular y alargado. Estos artefactos no son propios de las culturas del sur de Siberia pero sí que son habituales en el territorio del Kazajistán actual, informa The Siberian Times.

De esta manera, los expertos presuponen que la cultura Ókunev podría haber migrado a Jakasia desde el sur, desde Kazajstán, algo que a su vez, plantea otra hipótesis: ¿Podrían los nativos americanos haber partido de Kazajistán y no del sur de Siberia, como se creía tradicionalmente?

Por el momento, los expertos no disponen de una respuesta definitiva, pero según indican, prevén hacer otros hallazgos similares que podrían arrojar luz sobre el origen y tradiciones de la misteriosa cultura Ókunev.

La tumba encontrada por el arqueólogo Poliakov y su equipo no es el único descubrimiento reciente relacionado con la cultura Ókunev. En 2014, un hombre de la región rusa de Kémerovo, mientras pescaba en un río, encontró una estatuilla de un dios pagano, con ojos en forma de almendra, boca grande, labios gruesos y cara de pocos amigos, que también podría pertenecer a la gente Ókunev.

Fuente: https://www.servindi.org/actualidad/26/08/2016/hallan-en-siberia-los-posibles-ancestros-de-los-nativos-norteamericanos

Anuncios