Campaña exige que hidroeléctrica española abandone territorio indígena en Guatemala

En base a una serie de cuestionamientos que incluyen el encarcelamiento de varios líderes indígenas, organizaciones de la sociedad civil lanzaron una campaña para exigir se cancele la construcción de una hidroeléctrica de la empresa española Ecoener-Hidralia.

Según explicaron las organizaciones Alianza por la Solidaridad, Amigos de la Tierra y Mujeres de Guatemala, dicha construcción ha ocasionado desde el 2008 graves conflictos, tantos sociales como ambientales, en el municipio de Santa Cruz de Barillas, en el noroeste de Guatemala.

A la citada empresa se le acusa de apropiarse del agua del río Canbalam, afectando el derecho a este recurso de miles de personas.

De acuerdo al sitio web Consumer.es, al menos la fase de construcción ocasionó diversos impactos a los pueblos indígenas Q’anjob’al, Chuj, Akateko y Popti’.

Se habla de movimientos de tierra, inundación de una amplia zona, pérdida de biodiversidad y destrucción de sitios sagrados.

Según el portal web, en mayo de 2011 el Ministerio de Energía y Minas de Guatemala concedió a la empresa Ecoener-Hidralia una autorización para construir la Hidroeléctrica Canbalam I.

Dicho permiso le dio vía libre a la instalación de una unidad generadora y la empresa construyó un cerco con malla y postes en el que se colocaron minas antipersona, explica el medio.

A la fecha, debido al mayoritario rechazo que generó el proyecto y a la actuación del Gobierno, han sido encarceladas este año dos líderes opositores. Sobre ellos pesan penas de más de 30 años.

De otro lado, el 2012, producto del rechazo se produjo la muerte de un dirigente comunario.

Con la campaña las organizaciones no gubernamentales exigen que Ecoener-Hidralia abandone el territorio de Barillas, y retire las acusaciones penales contra las personas defensoras del medio ambiente.

Para conocer más de la campaña y sumarse hacer clic en el siguiente enlace:

Fuente: http://servindi.org/actualidad/143473

Anuncios