Informe Perú: Empresas de palma aceitera causan devastación y muerte en la selva de Ucayali

El programa dominical Panorama presentó el domingo un reportaje acerca de la devastación que sufre la selva de Ucayali, en los márgenes del río Aguaytía, debido a la plantación de palma aceitera que empresas extranjeras realizan a gran escala y sin permisos ambientales.
El informe muestra cómo Plantaciones de Pucallpa SAC, del cuestionado empresario estadounidense Dennis Melka, ha desaparecido miles de hectáreas de bosques para sembrar palma aceitera de manera ilegal, lo que ha llevado a la muerte a los animales que habitaban dichos márgenes.
Incluso, en las imágenes se aprecia a muchos de estos agónicos, inmersos en tierra enlodada o sobre zonas áridas.
Tal como señala el reportaje, el área afectada corresponde a bosques primarios en donde una vez que se acaba con la vegetación, según explica Washington Bolívar, dirigente nativo de la zona, tienen que pasar 30 años para que se pueda volver a sembrar.
El daño ocasionado es tal que “ya no hay quebradas naturales como había antes, ya no hay de donde tomar”, agrega.
Además, sostiene que, pasado esos 30 años, el bosque a lo mucho podría recuperarse como bosque secundario, pero ya no como primario.
“Es devastador el crimen que ha hecho esta empresa”, dice refiriéndose a Plantaciones de Pucallpa SAC.
Total irrespeto a la autoridad
En el reportaje también se observa cómo los trabajadores, liderados por el encargado de obras de la empresa, Erick Mori, impiden el paso a cualquier persona que quiera acercarse a la zona donde se ubican sus grandes máquinas que asolan los bosques.
Incluso, se puede observar cómo a un trabajador del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), que llegó a la zona para revisar la legalidad de las operaciones, le impiden el paso un grupo de trabajadores que se valen de un enorme tronco.
Para Katherine Riquero, representante de la Dirección General de Asuntos Ambientales Agrarios del Minagri, no hay lugar a dudas: se tratan de “actividades ilegales porque no cuentan con permisos”.
De otro lado, también se escuchan las voces de los campesinos de la zona, quienes denuncian que son amenazados por las empresas – no solo Plantaciones de Pucallpa SAC- para que vendan sus parcelas de cultivo, en los cuales actualmente siembran cacao o plátano.
“La intención de los chinos (empresarios también presentes en la zona) es sembrar palma aceitera, el mismo chino nos ha dicho, en tono amenazante, si ustedes no me dejan trabajar yo voy a traer a mi personal armado”, denunció uno de los agricultores.

Anuncios