Lucero: “Las evidencias son tantas que no se puede tapar”

Hace pocos días la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) difundió un documento en el cuál dio por confirmado que el glifosato –herbicida número 1 de la producción agrícola- “puede causar cáncer en animales de laboratorio y hay pruebas limitadas de carcinogenicidad en humanos (linfoma no Hodgkin)”. Es la ratificación de lo que una innumerable cantidad de médicos argentinos y de distintos países del mundo vienen denunciando desde hace años sin tener eco en las autoridades de los países que adoptaron al glifosato como la estrella del modelo de desarrollo agrícola basado en los productos transgénicos, fundamentalmente en la soja.

Con una mezcla de expectativa y escepticismo recibió la noticia el doctor Raúl Horacio Lucero, jefe del Laboratorio de Biología Molecular del Instituto de Medicina Regional dependiente de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), quién integra además la Red de Médicos de Pueblos Fumigados.

“Es una noticia que está mostrando la reacción bastante tardía de la Organización Mundial de la Salud. Cuando ellos llegan a una confirmación oficial quiere decir que las evidencias son tantas que no se pueden tapar”, reflexionó Lucero. Y advirtió que “antes esto no se confirmaba por las presiones que tenían y que siguen teniendo de las multinacionales por el gran negocio de los agrotóxicos”.

Poca difusión

El investigador chaqueño aclaró que “para mí no es nada nuevo lo que la OMS sale a decir”. Sin embargo, alertó que “lo que sí me preocupa es que esta debe ser una noticia que esté en la tapa de todos los diarios hoy. Sin embargo, no lo publicó nadie, excepto diario Norte y algunos medios alternativos. No tiene repercusión y debería ser un escándalo nacional”.

“Me alarma de que esto no tenga una difusión masiva”, insistió Lucero, compañero de ruta del fallecido Andrés Carrasco, uno de los pioneros en la investigación sobre los efectos de los agrotóxicos en la Argentina. Y agregó: “la gente que está expuesta a esto no es solo la gente que vive en el campo sino que a nosotros esto nos está llegando a las góndolas y a la mesa de todos los días. Si nosotros estamos consumiendo productos que tienen niveles de un producto que es cancerígeno, esto tendría que estar justificando los niveles que se están encontrando en estos pueblos y que han sido denunciados”.

Un asunto de salud pública

El jefe de Laboratorio de Biología Molecular de la UNNE consideró que “a partir de ahora las autoridades de salud de todas las provincias tendrían que tomar nota de esta aseveración que hace la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer, que es una rama de la OMS”. En ese sentido, graficó que “hasta ahora teníamos el relato de los pobladores, pero ahora ya hay pruebas contundentes que están demostrando que esto es así. Por lo tanto las autoridades de salud no pueden negar esta información y tienen que tomar cartas en el asunto urgente. Porque es un problema masivo que nos está llegando a todos nosotros, no solamente a la gente que está involucrada en la actividad rural”.

Fuente: http://chacodiapordia.com/politica/noticia/95853/lucero-%E2%80%9Clas-evidencias-son-tantas-que-no-se-puede-tapar%E2%80%9D

Anuncios