¿Necesita el Yagé “guardianes” y “certificadores” extranjeros?

Declaración Criticando al Ethnobotanical Stewardship Council – ESC
(Consejo para la Sostenibilidad Etnobotánica) (*)

Nosotros, los académicos y otros expertos firmantes, manifestamos públicamente nuestro rechazo a los métodos y objetivos del ESC. La siguiente declaración se ha hecho pública después de más de un año de “diálogos” y correspondencia con el ESC y sintiendo que nuestras preocupaciones no han sido adecuadamente atendidas.
La información que sigue es una reflexión basada en los informes y materiales disponibles del ESC en línea, en podcasts, en presentaciones públicas y entrevistas y en cartas privadas y correos electrónicos intercambiados entre nosotros. Toda la información se apoya en citas reales de estas fuentes, pero éstas se han eliminado en su mayoría por razones de espacio. El ESC ha conseguido en la actualidad más de $90.000 dólares, en una campaña para introducir los usos de la ayahuasca a un sistema de “certificación” con orientación de mercado, basados en discursos de “seguridad” y “sostenibilidad”. Creemos que, en lugar de garantizar la sostenibilidad de la ayahuasca y la seguridad de aquellos que la utilizan, el enfoque de ESC está en realidad dañando la sostenibilidad y las prácticas de la ayahuasca y es necesario hacer algo urgente al respecto.

Nuestras razones son las siguientes:
1. Tácticas de campaña alarmistas
“La reputación de la Ayahuasca, su hábitat, su situación legal, y las propias tradiciones curativas están todas en juego.”
Con el fin de justificar la necesidad de un proceso de certificación, el ESC promueve una campaña de recaudación de fondos basada en el miedo, suponiendo que el uso de la ayahuasca produce una alta incidencia de accidentes, violaciones y muertes; que las plantas están a punto de desaparecer, y que hace falta regulación. Las estrategias han incluido el uso del video de una víctima de violación, exigiendo que se haga algo; al lado de la afirmación de que el ESC lo está haciendo, e implicando que el ESC está involucrado en la investigación científica y en el tratamiento de las personas con ayahuasca cuando no lo está. Aunque sin duda han surgido cuestiones de seguridad que requieren una respuesta informada, el alcance general de esa preocupación es exagerada en gran medida. Además, la “intervención” propuesta por el ESC es desproporcionada en relación con la evidencia disponible actualmente en cualquiera de estos temas.
2. Afirmaciones sin soporte sobre falta de seguridad, ruptura de las formas tradicionales de control y falta de regulaciones legales podrían causar que los gobiernos de América del Sur prohíban el uso de la ayahuasca.
No hay gobiernos en la Suramérica amazónica pensando en prohibir el uso de la ayahuasca: el discurso sobre salud y seguridad es en gran parte extranjero e importado. Tradicionalmente, la ayahuasca es considerada una “medicina tradicional indígena” o “una doctrina espiritual” y una expresión legítima de conocimiento nativo o de libertad religiosa. Hay muchos medios tradicionales, de “abajo hacia arriba”, basados en las comunidades, de regulación en la Amazonía que existen y funcionan. También hay medios más formales de control en algunos lugares, como las reglamentaciones en vigor en Brasil, Perú, Colombia, etc.
3. Falta de representación indígena.
El ESC proclama incluir todas las voces en un “diálogo”. En realidad no existe representación indígena en absoluto, e incluso si la hubiera, la cuestión de quién tiene el derecho de representar a los demás es muy problemática, dado que el liderazgo en las comunidades en cuestión es un proceso colectivo.
Asimismo, no hay expertos involucrados que tengan experiencia sustancial con grupos indígenas específicos, ninguna ONG o instituciones con sede en la Amazonía, ni ninguna con lazos históricos con ninguna comunidad en particular. Por otra parte, no se ha traducido al español o portugués, por no mencionar a cualquiera otra de las lenguas indígenas de las “partes interesadas” no hablantes del inglés; en su sitio web, el informe “Diálogos de la Ayahuasca”, y la “Guía de la salud” se encuentran sólo disponibles en inglés.
Las afirmaciones de que este proyecto es una iniciativa de “abajo hacia arriba” implican que surge orgánicamente de la población local que actúa en temas importantes con sus propios esfuerzos y de acuerdo con sus propias filosofías. En realidad, se trata de una iniciativa de orientación occidental, de arriba hacia abajo, según el modelo de los proyectos de desarrollo ingenuos que han causado un daño irreparable a las comunidades tradicionales y rurales. Una intervención en la escala que planea el ESC exige una evaluación de impacto completa antesde realizar cualquier actividad.
4. Metas poco realistas e inapropiadas para promover la seguridad, “limpiar la brujería”, y certificar a los chamanes y los centros de retiro de ayahuasca.
El ESC ha afirmado públicamente que se encargará de “asegurar que las personas no están recibiendo brujería en ellos”, y no revela comprensión alguna o sensibilidad cultural sobre la importancia del secreto, la hechicería y la invisibilidad, ni en cuanto a los medios informales, sociales y tradicionales de control. La brujería es –entre otras cosas– una forma de regulación local, donde la desigualdad y los celos pueden conducir a acusaciones de brujería. El ESC tiene la intención de sustituir la “moralidad ambigua” del complejo curación/ hechicería en la Amazonía con las regulaciones del mercado. “Administrar” la ayahuasca mediante la certificación de los centros, de la misma manera como están certificados los productores de bienes forestales, es totalmente inapropiado para el chamanismo indígena.
Las cosmologías indígenas también conceptualizan la salud y la enfermedad de manera diferente. El proyecto concebido por el ESC para “modernizar” y “desinfectar” o “higienizar” los usos indígenas de la ayahuasca amenaza con crear una burocratización innecesaria y una profesionalización/institucionalización occidental-impuesta de la medicina tradicional. Aquellos centros que no quieran adoptar intervenciones y normas externas quedarían descertificados frente a los que lo hacen, lo que crea una tendencia discriminatoria.
5. Una orientación hacia el mercado, lenguaje comercial y promoción del turismo de la ayahuasca.
La estética y el vocabulario del ESC se derivan de un marco basado en el mercado neoliberal, empleando términos y conceptos tales como “incentivos”, “costo-efectividad”, “rentable”, “competitividad”, “voluntad de pago”, “cadena de valor”, “grupos de interés”, etc. Afirmamos que todas las prácticas de la ayahuasca han operado por fuera de un enfoque occidental de mercado en el pasado, y que en la actualidad los occidentales no son los únicos participantes en ceremonias de ayahuasca.
El ESC sostiene que todos los pueblos indígenas de la Amazonía deben tener la oportunidad de desarrollar el turismo de la ayahuasca, y que el turismo ayahuasquero, el capitalismo y el desarrollo son perfectamente compatibles. Además, se asume que promover viajes de búsqueda de la ayahuasca en la Amazonía no exacerbaría las desigualdades económicas que ya existen en el contexto amazónico. Discrepamos profundamente, y no vemos que el proyecto neoliberal del ESC sea pertinente o necesario, desde la perspectiva de los nativos de la Amazonia que se verían afectados. Tal enfoque necesariamente daña los contextos locales orgánicos y las filosofías que han prosperado durante muchos siglos por fuera de las demandas, dominación e imposiciones de Occidente.
6. Supuesto esfuerzo de conservación y protección de las plantas de ayahuasca y sus aditivos con el fin de evitar su desaparición.
El ESC ha afirmado que las plantas de ayahuasca están en peligro de desaparecer por el consumo y el comercio, y que el ESC asegurará su conservación. Ni la Banisteriopsis caapi ni la Psychotria viridis se colocan bajo la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por su sigla en inglés). Ambas están plantadas en todo Brasil, y en nuevos y pujantes escenarios de la ayahuasca en otros países y continentes. Hay iniciativas similares en la Amazonía peruana, donde también existen varios jardines botánicos que recogen diversas especies, así como pequeños proyectos de yagé y plantaciones de chagropanga en Colombia, y huertos familiares en Ecuador.
Además, es importante recordar que existen circuitos tradicionales de intercambio de plantas que las iniciativas externas podrían perturbar. En suma, todo esto implica cuestiones interculturales profundas y complejas. Las principales fuerzas responsables de la devastación de la Amazonía son la industria de la madera para construcción, las iniciativas agrícolas, las grandes compañías farmacéuticas y los patrones internacionales de consumo material, más que el consumo individual o el intercambio de la ayahuasca.
A pesar de su nombre, el ESC no tiene experiencia en la etnobotánica, no están comprometidos con la investigación académica en instituciones universitarias, muestran poca familiaridad con la investigación científica en curso en estas áreas, y no tienen planes concretos para promover la conservación de la biodiversidad de la ayahuasca. La ayahuasca es diferente de otras plantas medicinales que suelen ser productos comercializables; está inscrita fundamentalmente en las tradiciones curativas chamánicas, que son a su vez parte de complejos rituales y sistemas simbólicos en toda la América del Sur.
7. Falta de evidencia y rigor científicos.
Por ejemplo, el ESC ha anunciado en varias ocasiones que 100.000 personas visitan la selva Amazónica anualmente, en busca de la ayahuasca, sin proporcionar ninguna evidencia sólida para esta afirmación. Esta estimación dudosa es puesta en juego para apoyar una campaña urgente de recaudación de fondos basada en el miedo. La “Guía de la salud” (Health Guide) y los “Reportes de Diálogos” (Dialogue Reports), citadas con frecuencia públicamente como fuentes de información, no son creados por expertos acreditados, están llenos de imprecisiones y no aportan nada nuevo al debate público. Son materiales de promoción, que son utilizados para justificar la existencia del mismo ESC.
8. Representación problemática de experiencia de campo.
El ESC da conferencias y entrevistas a medios de comunicación en todo el mundo como una “institución experta”, pero no han consolidado el asesoramiento de expertos que ofrecieron y parecen no darse cuenta de los debates existentes; su equipo no ha llevado a cabo un trabajo de campo sustancial en las Tierras Bajas Sudamericanas. A la vez, hay un claro desconocimiento en antropología básica, sociología, y otros factores pertinentes sobre la región amazónica. La participación del ESC en conferencias psicodélicas y foros comunitarios son en gran parte plataformas para recaudación de fondos.
9. Discurso cambiante, falta de planes claros, metas poco realistas.
A pesar de la gran recaudación de fondos, visibilidad en los medios, y su retórica, el ESC parece estar confundido sobre su misión, enfoque, alcance y orientación –lo que quiere hacer y cómo. El ESC tiene una naturaleza camaleónica. Su estrategia de “diálogo” es cooptar e incorporar las críticas, sin llegar a efectuar cambios sustanciales. Afirmaciones hechas públicamente han sido negadas luego, como la pretensión de ser capaces de proteger a las personas de la brujería; o bien, como “planes anteriores, ahora abandonados,” lo que deja en evidencia su falta de claridad.
El alcance del ESC abarca la conservación, la política y la regulación en el Perú y más allá, las medidas contra la brujería, la promoción del desarrollo, el facilitamiento del turismo etno-médico y de peregrinación, garantizando la seguridad y la justa distribución de ingresos extranjeros, la evaluación de lo que salió mal en los accidentes, la implementación de mecanismos de duelo, prevención del abuso sexual, encuestas realizadas con los participantes y la certificación de centros en diferentes ciudades y pueblos de todo el Perú, Ecuador y Colombia. Igualmente, planean ampliar los métodos y modelos para la iboga y el peyote, y posiblemente para la marihuana, kratom (Mitragyna speciosa), kava (Piper methysticum), y hongos psilocíbicos. Estas afirmaciones son extremadamente amplias, poco realistas y profundamente problemáticas.
10. Falta de transparencia sobre los beneficios y procesos financieros.
No está claro cuáles serán las tarifas por la certificación u otros servicios, si existirán donaciones voluntarias de los albergues y los proveedores, y cómo esto se convertirá en salarios y fondos de personal para desarrollar la propia organización. Mientras el ESC es una organización sin fines de lucro, todavía requiere salarios de operación y los proyectos deben definirse en su importancia y viabilidad para justificar su infraestructura. Asimismo, no hay informes públicos sobre cómo se han utilizado las donaciones públicas hasta el momento.
11. La retórica en torno a las ideas de “diálogo” y “comunidad”.
El ESC afirma que está “basado en la comunidad”, “surgido de las preocupaciones de la comunidad”, basado en “la participación voluntaria”, y la promoción de un “diálogo”. Esta es una retórica vacía, que no resuena con los expertos, ni con los indígenas o la población local. El ESC sigue sin responder a las preocupaciones acerca de cómo el “sello de aprobación” perjudicará a las aldeas y centros que no están interesados en replicar sus ideas. La falta de experiencia práctica de campo del ESC es evidente, el etnocentrismo del proyecto es alarmante, y la suposición de que ellos saben mejor que los lugareños cómo manejar la ayahuasca es infundada.
El ESC no cuenta con un número apropiado de expertos en el campo, ni de líderes amazónicos de origen local. Ninguno de los miembros del consejo fundador vive en la Amazonía ni tiene ninguna experiencia de largo plazo en campo. El Director Ejecutivo ha probado la ayahuasca por primera vez en 2013, y tiene muy poca experiencia con ella. Por otra parte, el ESC ha rechazado en repetidas ocasiones el asesoramiento de expertos, y ha descrito la manifiesta y sostenida oposición por parte de grupos de expertos de larga experiencia como expresiones de una “minoría vocal”. Añadimos a esta “minoría vocal ” la lista de científicos y gente local con conocimientos que se han negado, desde el principio, a legitimar el plan ingenuo del ESC con su apoyo, así como todos aquellos asesores que abandonaron la organización alarmados por lo que vieron, de lo que se puede concluir con seguridad que es el ESC la minoría vocal.
12. Apropiación indebida de la vocería de la ayahuasca.
El ESC supone que representa a la ayahuasca directamente, con tweets como “Ahora es el momento de retornar a la ayahuasca”. Pero, ¿realmente representa a la ayahuasca?
Conclusión
La misión, que habla de “transformar la vida de las personas a lo largo de la cadena de valor de la ayahuasca, de las personas que la beben hasta las personas que la cultivan y ofrecen ceremonias” es extremadamente problemática en muchos niveles. Nuestra falta de apoyo para el ESC no refleja nuestra falta de voluntad para discutir los hechos; más bien, se deriva de un amplio debate con el ESC, y refleja nuestra preocupación de que el ESC afectará negativamente a las comunidades en la búsqueda de sus objetivos mal concebidos.
La cuestión fundamental sigue siendo: ¿Qué mandato tiene el ESC para imponer normas occidentales, hegemónicas y neoliberales sobre comunidades de América Latina de las cuales no tienen una comprensión detallada?
Instamos al equipo de ESC a dirigir sus habilidades hacia la educación de extranjeros interesados en la ayahuasca y dejar la administración de la ayahuasca a aquellos con experiencia de generaciones a sus espaldas.
21 de Diciembre de 2014.
(Versión en español por Pamela Ruiz Flores. Revisión de la traducción al español: Ricardo Díaz Mayorga de visionchamanica.com ).

Firman:
Brian Rush, PhD, U. of Toronto, Project Leader Ayahuasca Treatment Outcome Project (ATOP)
Bia Labate, PhD in Anthropology, NEIP, Ayahuasca researcher, Brasil/Mexico
Daniela Peluso, PhD in Socio-cultural Anthropology, Amazonian specialist
Danny Nemu, BsC, Psychedelic Press, UK
Clancy Cavnar, PySD, NEIP, co-editor of “Ayahuasca Shamanism in the Amazon and Beyond”
Alex Gearin, PhD Candidate in Anthropology University of Queensland, Australia
Matthew Meyer, PhD in Anthropology, NEIP
Dena Sharrock, PhD Candidate in Anthropology University of Newcastle, Australia
Brian Anderson, MD, MSc, University of California San Francisco, NEIP
Marcelo Mercante, PhD in Anthropology, NEIP, Ayahuasca researcher, Brazil
Celina De Leon, Posada Natura Costa Rica and ATOP
Stanley Kripper, Saybrook University, Oakland, California
Eleonora Molnar, MA, Canada
Anja Loizaga-Velder, Dr. sc. hum., Nierika AC, ATOP, Mexico
Gretel Echázu, Phd Candidate in Anthropology University of Brasília, NEIP
Alhena Caicedo, PhD in Anthropology University of los Andes, Colombia
Edward MacRae, PhD, ABESUP, NEIP, CETAD, UFBA, Brazil
Miguel Alexiades, PhD in Plant Sciences, specialist in Amazonian Ethnobotany, Senior Lecturer in Ethnobotany and Conservation, School of Anthropology and Conservation, University of Kent, U.K.
Didier Lacaze, Associate, People and Plants International (PPI), Director, Centro Sacha Warmi, Ecuador
Gayle Highpine, MA, Researcher, Ayahuasca Forums moderator
Giovanna Micarelli, PhD, Associate Professor, Anthropology Department, Pontificia Univerisdad Javeriana, Amazonian specialist, Colombia
Françoise Barbira Freedman, PhD, Department of Anthropology, Cambridge University, Amazonian specialist
José Eliézer Mikosz, PhD in Human Sciences, UFSC, UNESPAR, NEIP, Brazil
Anne Marie Losonczy, anthropologist, Director of Studies at EPHE-Sorbonne-CERMA-EHESS, Paris
Emily Caruso, PhD, Amazonian Anthropologist, Ashaninka, Peru and Regional Programmes Director, Global Diversity Foundation.
Oscar Espinosa, Associate Professor, Pontificia Universidad Católica del Perú, Amazonia, Peru
Jean-Pierre Chaumeil, PhD, Amazonian specialist, Centre EREA
CNRS-Université Paris Ouest Nanterre
Louis Forline, PhD, Dept. of Anthropology, University of Nevada, Reno
Francoise Morin, Professeur Emérite Université Lyon 2, France, Amazonian specialist, Shipibo-Konibo, Peru
Stephanie W. Aleman, Research Associate in Anthropology and Ethnobotany, University of Florida; Lowland South Americanist specialist
Manuel Arroyo-Kalin, PhD in Archaeology (Cambridge), Amazonian specialist, University College London (UCL)
Renato Athias, Director of the Núcleo de Estudos e Pesquisas sobre Etnicidade (NEPE/UFPE), anthropologist, Lowland South American specialist
Ellen B. Basso, Professor Emerita, University of Arizona, Anthropology Department, Lowland South Americanist specialist
Stephen Beckerman; Associate Professor Emeritus, The Pennsylvania State University; Visiting Professor, The University of Utah; specialist in lowland tropical forest peoples of South America, particularly the Bari of Colombia and Venezuela and the Waorani of Ecuador
Beverly Bennett, Ph.D., Full-Time Faculty Member, Anthropology, Wright College, Chicago, Illinois, USA, Amazonian specialist, Madre de Dios, Peru
Juan Alvaro Echeverri, Professor, Universidad Nacional de Colombia, Amazonia Campus, Amazonian specialist, Witoto, Colombia
Philippe Erikson, PhD, Amazonian specialist, Université Paris Ouest Nanterre, France
Christian Frenopoulo, PhD, MPH. Anthropologist. Universidade Federal do Acre, Brazil
Jorge Gasché Suess, anthropologist and linguist, researcher, Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana, Iquitos, Peru
Søren Hvalkof, Amazonian Specialist, Ashéninka, Peru and Brazil, land rights and political ecology. Senior anthropologist, NORDECO – Nordic Agency for Development and Ecology; Programme Advisor Rainforest Foundation UK.
Jean E. Jackson, Professor of Anthropology Emeritus, Massachusetts Institute of Technology (MIT), Lowland South Americanist specialist
Esther Jean Langdon, CNPq Researcher, Universidade Federal de Santa Catarina, Amazonian specialist, Siona, Colombia
Marc Lenaerts, PhD Professor in Anthropology, Université Libre de Bruxelles (Belgium), Ashéninka specialist, Amazon
Erik Levin, PhD Candidate, Anthropology and Linguistics, University of Chicago, Amazonian specialist
Stephen Nugent, Professor of Anthropology, Goldsmiths, University of London. Amazonianist specialist
Carlos D. Londono Sulkin, Professor, University of Regina (Canada), Amazonian specialist, with emphases on Muinane (Colombia) and issues of morality.
Donald Pollock, Associate Professor, University at Buffalo, Amazonia Specialist
Harald E.L. Prins, Distinguished Professor of Anthropology, Kansas State University, Amazonianist specialist
Elizabeth Ann Rahman, Medical Anthropologist and Amazonian Specialist, Post-doctoral Research Associate, University of Oxford
Dan Rosengren, Senior lecturer, Associate Professor, School of Global Studies, University of Gothenburg, Sweden. Amazonian specialist, Matsigenka, Peru.
Juan Pablo Sarmiento Barletti, Lecturer in Anthropology, Durham University. Amazonian specialist, Ashaninka people (Peru).
Robin M Wright, Ph.D., Professor, Department of Religion & Affiliate Professor of Anthropology; Latin American Studies, American Indian & Indigenous Studies Program Coordinator University of Florida Gainesville
Hanne Veber, Ph.D. Senior Researcher, University of Copenhagen, Dept. of Cross-Cultural and Regional Studies, Denmark. Amazonian specialist, Asháninka, the Upper Amazon.
Pirjo Kristiina Virtanen, PhD, Latin American Studies, Department of World Cultures, University of Helsinki, Finland. / Centre EREA, Université Paris Ouest Nanterre, France
Mauro William Barbosa de Almeida, Ph.D. (University of Cambridge 1993, “Rubber Tappers of the Upper Jurua River”) Universidade Estadual de Campinas (UNICAMP), (Amazon specialist; conservation expert; has supervised Ph.D. dissertations on Ayahuasca usage in Amazonia and in São Paulo)
Joaquin Carrizosa, Darrell Posey Fellow, International Society of Ethnobiology; Colombian Amazon
Anna Luisa Daigneault, M.Sc. Specialist in Amazonian ethnolinguistics
Paolo Fortis, Lecturer in Social Anthropology, Durham University. Amerindian anthropology, Guna, Panama.
Jonathan D. Hill, Professor, Department of Anthropology, Southern Illinois University, Lowland South Americanist.
Stephen Hugh-Jones, Fellow in Social Anthropology, University of Cambridge, Lowland South Americanist
Gabriele Herzog-Schröder, Professor, Institut für Ethnologie LMU München, Lowland South Americanist
Minna Opas, Postdoctoral Researcher, University of Turku, Finland, Amazonian Specialist, Yine, Peru
Maya Carlina Corminboeuf, Researcher, MA Social Anthropology, Amazonian specialist, University of Neuchâtel (Switzerland) (Shipibo-Conibo, Machiguenga, Awajún – Peru)
Walter Moure, PhD in Clinical Psychology. Researcher in Intercultural Philosophy (Universidad de Buenos Aires) and in Ethnopsychology (Universidade de São Paulo)
Christian Ghasarian, PhD in Anthropology, University of Neuchâtel, Switzerland
Eli Oda Sheiner, MSc candidate, Division of Social and Transcultural Psychiatry, McGill University, Montreal, Canada
Timothy Nest, MSc Candidate Psychiatry, McGill University and NGO Virid Is
Sebastien Baud, PhD in Anthropology, University of Neuchâtel, Switzerland.

(*)Traducción del original: Rush, Brian et al (Dec 21, 2014). Statement Critiquing the Ethnobotanical Stewardship Council (ESC). Núcleo de Estudos Interdisciplinares sobre Psicoativos – NEIP. Available in: http://www.neip.info/html/objects/_downloadblob.php?cod_blob=1569, actualizado en: http://www.ayahuasca.com/amazon/statement-critiquing-the-ethnobotanical-stewardship-council-esc/. Ver las respuestas y controversias en http://www.ayahuasca.com/amazon/responses-to-the-statement-critiquing-the-ethnobotanical-stewardship-council/

Anuncios