“La Madre Tierra está sufriendo y todos somos responsables. Es el momento de actuar

No se puede entender el bosque sin las comunidades indígenas, cuyo protagonismo en la lucha contra el cambio climático es indudable. Sin embargo, para hacer frente a este grave problema se debe contar con una visión integral que sume los esfuerzos de toda la sociedad. Este es el mensaje que dejó Candido Mezua Salazar, representante indígena de Panamá ante un atento público en el marco deThe Global Landscapes Forum 2014.

Los paisajes, que integran tanto tierras de cultivo como bosques, agua, fauna salvaje, infraestructura y asentamientos, son la base y hogar de 500 millones de pequeños agricultores que producen el 80% de los alimentos que consumen los países en desarrollo.

Sin embargo, Mezua Salazar alerta que estos espacios multifuncionales están en peligro y hace un llamado a actuar frente a prácticas no sostenibles de uso del suelo:

“Nuestra Madre Tierra está sufriendo y todos somos plenamente responsables. Pero, ¿cómo ayudar a la Tierra cuando cada actor tiene un rol y no lo cumple?, ¿cómo hacerlo cuando cada uno de nosotros tiene que actuar pero no lo hace? Es momento de que actuemos”.Las voces de alarma están encendidas. El último informe del IPCC señala que cerca de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI ) provienen de sectores de uso de tierras.

“Hay que asegurar las tierras de los pueblos indígenas porque es una de las afectaciones que tiene el cambio climático y que se evidencia en todos los informes científicos que se presentan sobre los bosques”, alerta el líder.

Frente a esta situación, Mezua Salazar señala la necesidad de establecer reglas claras para trabajar con la población, pero respetando los derechos de los pueblos indígenas y los roles de cada uno de los actores implicados.

“Todos los programas globales deben ser respetuosos tanto con los derechos indígenas como con el principal elemento de vida: la Tierra (…) A nivel global, los bosques se sitúan donde están los pueblos indígenas. Tenemos influencia en los bosques, son parte de nuestra vida”, indica.El representante panameño considera que para hacer frente a la degradación de las tierras la solución está en un enfoque integral que permita ser ambientalmente responsable:

“Desde los pueblos indígenas decimos que tenemos que ver el bosque de manera integral: desde adentro. Somos parte del paisaje y no nos pueden sacar de él. Se trata de una responsabilidad social ambiental que va más allá. Por ello, la sociedad tiene que estar vinculada. Tiene que haber desarrollo de las comunidades pero repletando sus normas y principios culturales”.

Sin embargo, ¿cómo se logra esto? Mezua Salazar remarca que debemos trabajar juntos con el apoyo de los estados, empresarios y responsables de cada uno de los gobiernos.

“Es importante remarcar una frase: ‘cuando todos somos uno solo’. Esto supone respeto a la igualdad y a la equidad. Para atender el tema del cambio climático tiene que haber una distribución equitativa donde todos tenemos que cumplir una responsabilidad (…) Los pueblos indígenas vamos a seguir contribuyendo en esta sociedad y lo estamos haciendo. Pero no lo podemos hacer sin el apoyo de los estados, empresarios y responsables de cada uno de los gobiernos. Nuestra riqueza son ustedes y el planeta”, indicó.

Por ello, una de sus propuestas es que la COP20 establezca un acuerdo que permita un mecanismo equitativo que señale cómo se deben repartir las responsabilidades para salvaguardar los bosques.Uno de los elementos nuevos que cobra protagonismo en la Vigésima Conferencia de las Partes (COP20) es el reconocimiento de la participación indígena en la búsqueda de soluciones globales frente al problema del cambio climático. Así, por primera vez en la historia de las Conferencias de las Partes, las comunidades indígenas cuentan con un espacio exclusivo dentro del recinto oficial de negociaciones para discusión y exposición.

Fuente: http://www.cop20.pe/16979/la-madre-tierra-esta-sufriendo-y-todos-somos-responsables-es-el-momento-de-actuar/

 

Anuncios