Llaman a salvar la Amazonía de un colapso ecológico

50 mil km de carreteras en los próximos años, represas hidroeléctricas, explotación de hidrocarburos y minerales, y grandes proyectos agrícolas y ganaderos amenazan la amazonía que presenta 25 frentes progresivos de deforestación.

La región natural más importante del mundo está bajo una presión insostenible.

“Estamos siendo testigos y cómplices de la pérdida y deterioro de los recursos naturales amazónicos (…) Todas estas intervenciones humanas nos están aproximando a un punto de no retorno y un potencial colapso ecológico”.

Así lo sostiene “El Llamado Amazónico“, la declaración suscrita por redes nacionales e internacionales, organizaciones de la sociedad civil, indígenas, movimientos sociales, representantes de gobiernos, científicos y miembros de la sociedad amazónica reunidas en Lima el 6 y 7 de agosto.

Los participantes en el evento impulsado por la Articulación Regional Amazónica (ARA) efectúan un amplio llamado para salvar la Amazonía, la región natural más importante del mundo, que  se encuentra “bajo presión”, comprometiendo la sobrevivencia de la humanidad.

El bioma amazónico soporta una de las deforestaciones más grandes del mundo y existen 25 frentes de deforestación con progresión identificadas.

La situación se agravará por la construcción de 50 mil km de carreteras en los próximos años, represas hidroeléctricas, explotación de hidrocarburos y minerales, y grandes proyectos agrícolas y ganaderos.

El documento observa políticas contradictorias que por un lado anuncian importantes compromisos de reducción de la deforestación pero por otra “promueven incentivos perversos que la incrementan”.

“El bioma una vez desequilibrado podrá cambiar a otro estado, liquidando con el tiempo  inclusive  a  los  bosques  que  no han  sido  deforestados” lo que puede  ocasionar  “un incremento brutal de emisiones y la pérdida de la seguridad hídrica, alimentaria, energética y de la salud de Sudamérica”.

“Nuestros nietos y sus hijos podrán ser testigos del fallecimiento de nuestro territorio hasta finales de este siglo. La Pan Amazonía podría pasar de ser la región natural más importante del mundo y parte fundamental de las soluciones climática, social, de desarrollo sostenible y de conservación, a ser parte del problema”.

Valor de la amazonía

  • La amazonía que representa el 5 por ciento de la superficie terrestre y más del 60 por ciento de lo que queda de bosques tropicales en la Tierra.
  • Contiene la quinta parte del agua dulce del mundo y cumple con las 24 funciones ambientales registradas.
  • Es el hogar de la mayor biodiversidad del planeta, con 25 por ciento de las especies vegetales y animales conocidas. En ella se descubre una nueva especie cada tres días, sin considerar insectos y micro organismos.
  • Cumple un rol de estabilizador climático regional y global, no solamente manteniendo el aire húmedo para sí misma, sino también exportando ríos aéreos de vapor que transportan las lluvias  abundantes que irrigan  el continente, haciéndolo uno de los más húmedos del mundo.
  • Mundialmente, produce una tercera parte de las lluvias que alimentan la tierra. Sus bosques almacenan entre 90 y 140 mil millones de toneladas métricas de carbono, cumpliendo un rol vital para la lucha contra el cambio climático.

Resguarda la mayor diversidad étnica y cultural de la Terra

La amazonía se extiende por 9 países de Sudamérica, cubre 7,8 millones de km2, equivale al 44 por ciento del territorio de la región, y está habitado por 34 millones de personas. Resguarda también un valiosísimo patrimonio cultural y legado para toda la humanidad.

En  ella habitan 385  pueblos indígenas, con una población aproximada de 1,6 millones de personas, además de un gran número y diversidad de otras comunidades locales tradicionales.

En lo profundo de su selva habitan un estimado de 100 pueblos indígenas autónomos, viviendo en aislamiento voluntario, sin ningún contacto con el mundo exterior, con culturas, cosmovisiones y diversidades lingüísticas que se remontan a miles de años atrás.

El equilibrio ecológico de la Amazonía es fundamental para la sobrevivencia, desarrollo, seguridad y felicidad de los grupos sociales que la habitan.

Sus beneficios sobrepasan los límites de Sudamérica: se extienden al planeta, convirtiendo a la Pan Amazonía en un invalorable aliado de todas las actividades humanas y una gran oportunidad para la agenda climática mundial.

El Llamado Amazónico

Se llama al Gobierno del Perú para que asuma su rol esencial en la COP2 20 contribuyendo a posicionar a la Pan Amazonía y los servicios ambientales que brinda de manera integrada entre los nueve países y varios sectores, en el debate climático mundial.

A los nueve gobiernos de los países amazónicos, para que posicionen en las COP 20 y 21 la inmensa oportunidad que representa la Pan Amazonia viendola como una “entidad ecológica integrada”, y promuevan políticas públicas “éticas, coherentes e innovadoras que respeten la vida y las funciones ambientales”.

Asimismo restaurar los territorios amazónicos degradados; elaborar agendas nacionales para la seguridad hídrica, alimentaria, energética y en salud, además de la seguridad ecológica.

Detener proyectos y obras de infraestructura como carreteras e hidroeléctricas que amenazan la seguridad hídrica y otras, así como los grandes proyectos de ganadería y de plantaciones, incluso de palma aceitera, “sobre todo cuando no se hacen con el adecuado análisis de impactos acumulados (incluso por cuenca) y el consentimiento previo informado”.

Enprender procesos de consulta y consentimiento previo, libre e informado en relación a megaproyectos e impactos del cambio climático en territorios indígenas y otras comunidades locales, entre otros.

Invoca asimismo a los periodistas, medios de comunicación, líderes de opinión y organizaciones civiles a difundir las nuevas investigaciones científicas, la educación ambiental y el reconocimiento de los saberes ancestrales y tradicionales sobre la Pan Amazonía.

Destaca el llamado a los niños, jóvenes y familias y a los que los educan y apoyan, a visitar el territorio amazónico, “se bañen en sus ríos, se trepen sus árboles, corran por sus bosques y vean sus animales, para conocerla, amarla, respetarla y defenderla”.

Acceda al texto completo con un clic en el siguiente enlace:

Fuente: http://servindi.org/actualidad/111818

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: