Nativos vuelven a enterrar a un niño prehistórico

Los restos de un niño muerto hace 12.600 años fueron enterrados de nuevo el sábado en una ceremonia nativo americana, después de que un equipo de cientí­ficos recuperase ADN del niño, hallado en 1968 en el centro de Montana.

Los restos del niño volvieron a colocarse lo más cerca posible del lugar que ocupaban originalmente. A la ceremonia acudieron dos equipos de rodaje y unos 30 representantes tribales de Montana y Washington, según reportó la revista Billings Gazette.

El ADN extraí­do del pequeño ofreció nuevas pistas sobre las antiguas raí­ces de los indios americanos actuales y otros pueblos nativos del continente. Se trata del genoma más antiguo que se ha recuperado en el Nuevo Mundo y demuestra que el niño estaba estrechamente relacionado con los indí­genas americanos.

El menor tení­a entre un año y un año y medio cuando murió por una causa desconocida. Los artefactos hallados con el cuerpo sugieren que pertenecíió a lacultura Clovis, que existió en Norteamérica entre 13.000 y 12.600 años, y recibió su nombre por un yacimiento arqueológico cerca de Clovis, Nuevo México.

El ADN también apunta a que los ancestros del niño provení­an de Asia, respaldando la idea más aceptada de una migración a América por un puente de tierra desaparecido hace mucho tiempo.

Durante la ceremonia, Francis Alud, miembro de la tribu Salish Kootenai, criticó que se hubiera desenterrado el cadáver.

“Puedo aceptar parcialmente la ciencia, si beneficiara a la nación india”, dijo, añadiendo que los nativos han sufrido durante mucho tiempo por la pérdida de sus tradiciones, idioma y forma de vida. Sin embargo, terminó en un tono más positivo. “Estamos todos juntos hoy”, dijo. “Mantened esto en vuestros corazones mientras avanzamos desde aquí­.”

 

Fuente: Tendencias

Anuncios