Los MEMA, guardianes de la lengua qom

“La función del MEMA es muy importante porque ellos pueden mantener y seguir transmitiendo la lengua qom”, reflexionó Ema Cuañeri en su charla con Día Seis en el Encuentro Federal de la Palabra en Tecnópolis, desarrollado en abril de 2014, donde representó a la etnia qom presentado relatos de mitos y leyendas y cantos ancestrales.
“El qom es un pueblo ágrafo (no posee escritura) –dice Ema– y a través del trabajo de los maestros especiales de la modalidad aborigen (MEMA) hemos logrado hacer la escritura qom, la unificación de la lengua, algo muy importante pues hay muchas palabras que hemos perdido en el lenguaje cotidiano, entonces la función del MEMA es muy importante en su trabajo día a día”.
A través de cantos ancestrales Ema Cuañeri encontró una palabra qom que se estaba perdiendo cuyo significado está relacionado con la salamanca, los bichos que están debajo de la tierra: “Tengo casi 60 años y me sorprendió mucho cuando la encontré a través de un canto; eso es lo bueno del canto ancestral, yo vengo hace 30 años investigando este tema, y a la tía Luisa Luna le pregunté sobre un canto que se había perdido también y me costó 21 años encontrarlo y había una palabra que me llamó mucho la atención y es justamente esa que se relaciona con la salamanca”.
Hoy por hoy el español está sustituyendo a la lengua toba en la mayoría de las situaciones comunicativas cotidianas y muchos niños adquieren el español como primera lengua
Instalados en un contexto urbano, se produce una serie de impactos por el contacto lingüístico-cultural que repercuten tanto en lo material (en la organización familiar y comunitaria, en las fuentes de subsistencia) como en lo simbólico (en las creencias religiosas, en la lengua).
Por ello, Cuañeri considera que el trabajo con los niños es muy importante para rescatar la lengua qom: “Se trabaja con ellos para no perder las palabras, y tenemos la ventaja que el maestro especial tiene su hora, trabaja en esa hora especialmente con la lengua materna y tienen que hacer un doble trabajo, aparte de escribir y leer la lengua qom tienen que reforzar con la identidad, que es fundamental y no solamente con los niños sino también con los padres, pues los padres de ahora son muy jóvenes, entonces con ellos también hay que reforzar toda la parte de la identidad”.
En este trabajo también es importante el que hace la comunidad y los adultos consideran que hay que hacer algo más que leer y escribir, y sumergir a los niños en otras experiencias: “Los niños, casi todos, hoy no conocen lo que es la caza y la pesca, entonces decimos que esas vivencias tenemos que organizarlas y hacerlas nosotros, como además las ceremonias antiguas, porque es ahí donde van a surgir las palabras, como surgió con el canto y se volverá a encontrar la palabra”.

En Buenos Aires

Ema Cuañeri formó parte de la delegación de Formosa que participó del Encuentro Federal de la Palabra en Tecnópolis, algo que valoró “porque tenemos oportunidad de expresar nuestro pensamiento, decir lo que tenemos, lo bueno de los relatos de mitos y leyendas, en mi caso, y están Osvaldo Segovia y Mirna Paulo, de la comunidad wichí, que vinieron a hablan de la lengua”.
Además, aprovechando su estancia en Buenos Aires, estuvo en el CONICET para continuar un trabajo que está desarrollando junto a las antropólogas Silvia Citro y Soledad Torres Agüero sobre el canto y la danza de pueblo qom.
Citro ya tiene varias publicaciones sobre la danza qom de la colonia La Primavera, Naineck y Bartolomé de las Casas “e hizo un trabajo muy interesante a partir que tiene mucho acercamiento a la realidad de pueblo qom; un día nos conocimos y surgió este trabajo de realizar una cartilla que irá acompañada de un CD sobre la danza y el canto qom, yo hago mi aporte de nuestra cosmovisión y ella la parte antropológica”.
El objetivo es difundir la cultura qom y que sirva como material para los Memas, y cuando finalice el trabajo realizar un taller para estos docentes, sobre la música y el canto qom.

 

Fuente: Diario El Comercial

Anuncios