Consumo de alimentos procesados triplicaron diabetes en indígenas de Chiapas

Expertos encontraron que el creciente consumo de harinas y bebidas embotelladas en reemplazo de alimentos tradicionales han disparado la incidencia de diabetes en comunidades del estado de Chiapas. Así lo advierte un informe de El Universal. 

De acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) la diabetes ha pasado del puesto trece al quinto como causa de muerte en comunidades indígenas de Chiapas.

En tanto que los adultos diagnosticados con la enfermedad han pasado de 3%, en 2000, a 5.6%, en 2012: alrededor de 300 mil personas.

Este cambio en la alimentación hacia productos procesados tiene relación con la migración indígena, indicó el director del hospital regional de Comitán, Francisco Javier Paniagua Morgan, en declaraciones recogidas por El Universal.

Pozol vs Coca Cola

Según especialistas, el alarmante aumento de diabetes se debe al abandono de alimentos y bebidas tradicionales, como el Pozol.

El referido y ancestral brebaje de origen maya es elaborado con maíz y agua, y ha sido la bebida que llevaban los indígenas de la zona a sus faenas agrícolas.

Sin embargo, en localidades de Chiapas como San Juan de Chamula, los indígenas totziles han venido sustituyendo el pozol por refrescos embotellados, advierte la presidenta del DIF Municipal, Dolores Sántiz Gómez.

Sostiene que incluso han llegado a asimilarlos a diversas ceremonias, fiestas tradicionales y tratamientos contra el “mal de ojo”, empacho y otras enfermedades.

Para Sántiz Gómez este hecho es muy difícil de revertir. “La Coca Cola es ya una forma de la cultura y su consumo representa una reafirmación a la creencia de los tzotziles”, aseguró.

Por su parte, Marcos Arana, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, considera que el reemplazo del pozol por bebidas embotelladas está afectando “la salud y nutrición de la población en general”.

“El problema de la diabetes en la población indígena del estado de Chiapas se ha triplicado en los últimos 20 años; esto es terrible”, aseguró.

“Agresiva campaña”

Arana afirmó que el aumento del consumo de los refrescos embotellados en Chiapas responde a una “agresiva campaña de comercialización” emprendida por empresas como la Coca Cola.

Consideró que un factor determinante en el alto consumo de bebidas embotelladas es su bajo precio en las comunidades, en comparación con el costo que tienen en zonas urbanas. A tal punto que una bebida puede llegar a costar en el campo menos de la mitad del precio que tiene en las ciudades.

Disponibilidad de agua

La dificultad para acceder al agua sería otro factor que alienta el consumo de bebidas embotelladas.

Los 28 municipios donde se están dando más casos de diabetes son aquellos con el menor Índice de Desarrollo Humano (IDH).

En ellos, el 8.4% de los 31 mil 481 indígenas tzeltales y tzotziles no cuentan con agua entubada.

Asimismo, un censo realizado en 2009 en Chiapas con el fin de saber la disponibilidad de agua en las escuelas reveló que en las 17 mil instituciones de educación básica no había agua potable.

Para contrarrestar esta situación, Arana sugirió regular la publicidad de estas empresas y establecer políticas para facilitar la disponibilidad de agua en las comunidades y escuelas.

Consideró que una medida eficaz sería imponer un impuesto a esta clase de bebidas para desalentar su consumo.

Fuente: Servindi

Anuncios