Tejidos Ancestrales: La Mola de los indígenas Kuna

LA MOLA Y SU ORIGEN

La Mola es el arte textil elaborado por los pueblos  Kuna que habitan Colombia y Panamá. Forma parte del atuendo que identifica a la mujer. Su compleja técnica de confección consiste en la superposición de capas de tela cosidas entre sí, a lo largo de cortes que definen diseños donde contrastan formas y colores, produciendo una maravillosa pieza de gran riqueza, no solamente técnica, sino también significativa y de infinita creatividad en sus relieves.

La Mola tienen variados diseños y colores, los cuales pueden ser policromías o bicolor. Sus motivos, mayormente,  representan las fuerzas de la naturaleza. Las molas más tradicionales son las de diseños geométricos, estilización de formas de  flora y fauna y la interpretación colectiva o individual de las tradiciones contenidas en la literatura oral de la nación.

Estos diseños pueden ser repetidos una y otra vez ya que su finalidad es la de preservar la memoria coletiva del pueblo. Sin embargo siempre están presentes nuevas innovaciones y la habilidad de cada artista.

El origen de las molas proviene de la pintura del cuerpo (tatuajes) que luego fue transferida a la tela. Las molas representan el pensamiento cosmogónico, una visión gráfica del mundo lleno de colorido y pleno del significado antropomorfo y zoomorfo de esta cultura milenaria. Las llamativas y coloridas figuras geométricas pintan escenas mitológicas, la creación del mundo, escenas costumbristas, flora y fauna de la región que habitan los indios Kuna.

Dentro de la mitología kuna, la diosa KABAYAÍ le enseño a las mujeres de la comunidad el oficio de tejer sus vestidos con la idea de crear una prenda diferente e irrepetible. Desde entonces, las mujeres kuna conservan la tradición de las molas donde plasman su pensamiento cosmogónico. El origen de las molas es la mezcla de ancestrales elaboraciones artesanales, donde se combinan los tejidos, la orfebrería, la cerámica, el diseño geográfico y los tatuajes. La Mola constituye el pendón inigualable de los bordados de una raíz milenaria de la nación Kuna. Su origen representa el espíritu de la naturaleza de hoy y de ayer de la mujer. La mola trae diversos e infinitos motivos y diseños geométricos inspirados en el sol, arco iris, las estrellas…

Según la historia oral kuna, la mola proviene del “Galu Metesorgit”, un sitio sagrado ubicado en una dimensión de la Madre Tierra (nabguana), invisible para cualquier ser común y que tiene forma de base de tinaja. En el “Galu Metesorgit” viven seres de algodón.

Una gran vidente o nele llamada Kikadiryai trajo la mola de este sitio, luego fue perfeccionada por otra nele llamada Naguegiryai, que visitó el “Galu Dugbis” donde se originan las artes kunas y cuyo jefe es la luciérnaga. Los materiales fueron cambiándose e incorporándose con el pasar del tiempo – de ser pintados sobre el cuerpo, a fibras vegetales, tejidos de algodón y cosidas en telas que trajeron los europeos.

Las Molas y la Dualidad

Uno de los elementos de las molas muy significativo es su  dualidad (están constituidas por dos fases), tema importante para muchas sociedades amerindias. Según las creencias de los indios Kuna, todos los seres tienen su purba (doble, esencia oculta, alma): los seres humanos, los animales, las plantas, los objetos, etc.

La misma palabra mola indica la pareja de fases que la integran. Estas fases están relacionadas con ciertas formas estilísticas de la literatura oral. Los cantos rituales de los indios Kuna están organizados en estrofas y en repeticiones acompañadas de leves modificaciones de palabras, sonidos o sentido. Lo mismo ocurre con las molas. Las dos fases de la tela pueden cambiar del motivo principal, de color o de fondo.

Molas y Laberintos

El tema que se suele repetir en la mayoría de las molas, es la imagen del laberinto. Los indios Kuna creen que el hombre, la exuberante vegetación tropical y los animales son constantemente reunidos a través de caminos complejos.

Las MOLAS se tejen manualmente en telas de algodón de formas cuadradas o rectangulares y de variados colores, telas que al ser perforadas y superpuestas dan como resultado un producto de significado especial y simbólico. La elaboración de una Mola puede durar desde 30 horas hasta el doble o triple del tiempo, según el grado de complejidad del diseño y la cantidad de capas de tela que posea.

Comúnmente la MOLA es confeccionada por la mujer que va a usarla, por lo cual sus características dependen del gusto de la autora y también de su contextura y tamaño. La Mola representa la forma cómo la mujer Kuna ve y siente el mundo; en sus laberintos muestra el difícil camino hacia Dios, y las aparentes simetrías o repeticiones reflejan la dualidad de la vida… La tradición cuenta que la Mola fue creada en el principio de los tiempos, pero permaneció oculta en un lugar (el Kalu Tuipis) donde residen los espíritus y tienen origen las cosas relacionadas con el universo de las mujeres, hasta que la mujer profeta Olonaguedili entró y las vio, y regresó a la tierra y enseñó a sus hijas cómo hacerlas.

Fuente de texto: 
basado en Diccionario de Mitos y Leyendas – Equipo NAyA
http://www.cuco.com.ar/

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuente de imágenes: Pinterest

Links relacionados:

http://www.urialc.org/proy_escuela_pan.html

Anuncios